lunes, 19 de julio de 2010

...manos....barro

Estuvo toda la noche tocándome...sus manos de escultora fueron poco a poco subiendo desde mis pies hasta la nuca.Pasó por todas mis geografías, las conquistó y acto seguido repitió el procedimiento.A cada movimiento de sus yemas me daba cuenta que me estaba moldeando a su gusto, como en realidad quería que fuera.En mi laxitud post coitum me dejé llevar.

Por la mañana,al mirarme al espejo, no me conocía ni la madre que me parió. Medía veinte centímetros más, mis facciones eran ovaladas. Tenía dedos de pianista, ni siquiera respetó el lóbulo de mis orejas,acaso lo que más me gustaba.

Me he tenido que hacer el dni de nuevo.

De ella, ni rastro.

46 comentarios:

  1. Eso sería una fantástica noche reversible...

    Salut!

    ResponderEliminar
  2. De las canciones redondas, envidiables, a los microrrelatos perfectos.
    Esta bien: te odio. Deja algo de talento para los demás.

    ResponderEliminar
  3. te quedas con lo mejor, el recuerdo, no te quejes :)

    ResponderEliminar
  4. A veces los deseos por hacer cambiar a alguien son tan fuertes que se puede moldear a una persona como si fuera barro. El problema es que cuando se cambia, nos damos cuenta de que nos gustaba más antes, y ahora deshacer lo hecho es una putada.

    ResponderEliminar
  5. Qué jodido pasar tan grata experiencia sin saber que no le volverías a ver...


    Por cierto, anoche soñé contigo jajajajajaa xDD
    Que casualidad que publiques hoy mismo!

    ResponderEliminar
  6. Y los cambios son reversibles????...

    besos

    ResponderEliminar
  7. Embriagada como un pirata tras el saqueo corrió por toda la ciudad con las manos repletas de barro, su tesoro, ahora convertido en maldito por haberlo robado innecesariamente, pero no pudo resguardarlo de su propia lluvia. Cuándo cesó el diluvio tan solo quedó un lodazal con la huella mas profunda jamás impresa.

    ResponderEliminar
  8. En tus sábanas se escondió...ummm, quizá la hija anacrónica de Hernan Cortés y Eva Hesse. Y su esencia le impulsó -como te impulsan las descargas eléctricas- a conquistar difrazada de placer todo el territorio. Y después de modelarlo a su imagen y semenjanza, como si de un dogma se tratara, y tras ello..., se marcha.

    ResponderEliminar
  9. Las mujeres son putas asesinas, dijo Bolaño.
    Este relato me recordó a Rayuela, pero la verdad, es totalmente inverso.

    ResponderEliminar
  10. Me recuerda a los masajes que te dan las chinitas en la playa por 10 euros. Creedme, molan mucho.

    ResponderEliminar
  11. Ante tal perfección lobulil nunca antes vista... Cómo pudo no respetar siquiera los lóbulos de tus orejas... Que desfachatez por su parte. Espero que tuviera el detalle de dejarte conservar al menos los dedos gordos de tus pies...

    ResponderEliminar
  12. pensé en no dejar rastro ... veo que no funcionó

    ResponderEliminar
  13. Podría intentar escribirte un comentario que llamara la atención para que se te quedara marcado, pero no es algo que busque con ansia; o podría por otro lado continuar tu historia e intentar descifrarla, hacer que pareciera que sé de lo que hablas, hacer que pareciera que te entiendo; pero siendo sincera, ni sé qué tenían esas manos de escultora, ni entiendo todavía cómo el amor o sexo es un sentimiento tan mutante. Que no, no somos capaces de estar tan dentro de otra persona como para describirla con detalle (que menuda putada sería conseguirlo, supongo que nosotros mismos llegaríamos a perdernos un poco, a desaparecer otro poco).
    Y, ¿mi comentario? Si quieres, búscalo entre estas palabras, yo tampoco lo tengo claro.

    ResponderEliminar
  14. En ciertos momentos nos abandonos al placer, nos dejamos llevar,nos sumergimos tanto en él que nos gustaría volver a ese instante...en cierta manera envidio ese encuentro. Ojala todos los dís fueran así, mientras tanto disfruta del recuerdo que dejaron sus labios en tu piel.Te mando un calido beso en el corazón...deseando que todo sea posible.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. No sé, yo pensaba que los niños prodigio se convertían en hombres inmoldeables, podría ser fruto de un hechizo, un espejismo, porque los niños prodigio siempre lo son.

    ResponderEliminar
  17. Entonces, cuando vengas a Figuers... seras como David Beckam? no se yo si me gustara tanto...

    ResponderEliminar
  18. Vigila bien porque cuando tocas y acaricias, tus manos también son moldeadoras, que lo sepas!

    ResponderEliminar
  19. Ese aspecto te durará lo que te dure su recuerdo.
    Aunque ella vuelva con otro cuerpo y te deje otra vez irreconocible.
    Es la historia interminable.
    Para tu tranaquilidad y nuestro regocijo, volverás a ser tu mismo.

    ResponderEliminar
  20. Genial, genial, genial....

    espero que el coitum, al menos, haya sido inolvidable...

    ResponderEliminar
  21. ...a mi una vez me pasó lo mismo .... no usó las manos sólo el aliento...

    ResponderEliminar
  22. seguro que ahora eres cómo siempre quisiste ser,
    gracias a la alfarera

    ResponderEliminar
  23. Realmente eres así de profundo? Llegas tan lejos? Me llama poderosamente la atención que seas capaz de captar y expresar tanta belleza en detalles que a ojos de otro simple mortal pasarían total y absolutamente desapercibidos, me encantaría que fueras mi vecino, y correr escaleras arriba para pedirte sal y poder captar algo de esa riqueza...eres genuino y especial, no cambies

    ResponderEliminar
  24. No te moldeó, tu eres así de perfecto...
    Lo que hizo fué recorrer tu cuerpo para tener un mapa exacto de toda tu anatomía... envidiable.

    ResponderEliminar
  25. Es mi primera vez...
    Las alfareras es lo que tenemos, moldeamos a nuestro gusto y antojo. Pero, por mucho que moldeemos, siempre es la base de lo que teníamos lo que nos ha atraído. De ahí que después de nuestra obra no queramos dejar ni rastro.

    ResponderEliminar
  26. (Las mujeres que comentan dicen cosas extrañas sobre ellas mismas)

    sí, va entre paréntesis

    Por cierto acabo de declararme seguidor tuyo, por lo que percibo justo después del logo de Iberia, vaya!

    ResponderEliminar
  27. Mujeres, esos seres desconocidos hasta para ellas mismas...

    Me encanta como escribes y tus canciones ^^

    ResponderEliminar
  28. Tras escapar a mis propias maniobras me encontré con un pretérito imperfecto que me llevó allí donde solíamos gritar. Estuvimos juntos hasta el domingo astromántico, escapando de las malas lenguas y de mirada de la gente que conspira. Allí los universos parecían infinitos...Hasta que apareció Marlene...aaaaarg!!!

    El viernes, en el cultura, fui feliz...

    ResponderEliminar
  29. Quizás no es tarde para volver a la forma original. Siempre dependiendo de si el gato dentro de la caja está vivo o muerto.
    ¡Miau! ;)

    Un beso infinito,
    Margott

    ResponderEliminar
  30. Te hemos premiado en nuestro blog ... si quieres, te pasas a recogerlo ;-)
    www.masqueperras.blogspot.com
    Besos

    ResponderEliminar
  31. hace tiempo que no te visitaba Niño Prodigio, es que este sábado volví a enamorarme de vos en Madrid ... lindo, lindo vos .. lindo concierto ... estuve cerca ...
    si me subo a ese taxi, no te dejo escapar ... y que imites mi acento, como el del pibe de la anécdota de la Niña Imantada ...
    besos con sabor a dulce de leche ...

    ResponderEliminar
  32. Y tú..., te dejaste moldear. Debió estar bien.

    ResponderEliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. Hola! Por pura casualidad he leido tu microrrelato y, que sepas, que lo tuve que leer 2 ó 3 veces para captar la verdadera idea de la historia.
    He estado leyendo los comentarios pero ninguno coincide con lo que pienso. Por esto te comento (eh! y no suelo comentar blogs xD). A ver, alla voy: Creo que tu relato trata de una operacion de crugia estetica, ¿me equivoco? Si es asi, me encanta la idea. No sé si sabré tu respuesta, pero en fin, aqui lo dejo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  35. Lo primero que acudió a mi boca tras la ultima frase, fue una risa entre maliciosa y sorprendida.
    A veces es mejor no marear el buen barro que se amaso un noche, no vaya ser que se deforme demasiado y el baño al ego, se convierta en un lodazal del que sea difícil escapar.
    Me he reído mucho con tu metamorfosis, gracias.

    ResponderEliminar
  36. ...lo siento.Tenía que irme pitando! En 10 minutos debía estar en la otra punta de Barcelona.(Es lo que tienen los domicilios).
    Te dejé mi tarjeta encima de "La Magia de M.C Escher" ( no pude evitar echarle un ojo antes de irme. Y definitivamente, voy a buscar a alguien que me pinte "Tres mundos" en la pared donde descansa mi cama).Espero que no volase hacia la calle.Había algo de corriente...Pero era necesario ventilar y no cerré la ventana del todo.
    Si vuelves a tener algun achaquillo de espalda,no esperes tanto y llama.El dolor ,no es más que un grito del cuerpo pidiendo que te metan mano,creeme.Y más vale hacerlo pronto.
    Cuidate.

    Coque (Quiromasajista a domicilio).

    ResponderEliminar