lunes, 14 de abril de 2008

PIPO ES MI AMIGO...

Pipo es mi amigo.
En su casa le chirrían las persianas pero es un detalle no sense..
Su madre es de Azerbayan y su papá de Ulldemolins (26 habitantes).
A la madre azerbayana le costó entrar en las costumbres ulldemolinienses.
Porque todo el mundo sabe lo que sucede en ese pueblo por la noche y por el día.
Me refiero a ...
Lo que hacen con los turistas.
Los miran.
Y lo peor.
Les tocan la nariz como una bocina.
-Oiga, seyor payés...¿puede indicarme donde está la plaza de la Iglesia?
- Moc, moc.
Punto. Solamente un estrujamiento nasal. Cero palabras.
Por tamaña costumbre la madre de Pipo no salió de casa de su flamante esposo (por encargo) hasta que consideró que dos años eran lo suficiente como para que el resto del pueblo no la considerada turista.
Pipo tenía meses cuando vio la luz de la calle por primera vez.
La madre de Pipo salió a comprar el pan y espetó a una anciana vestida de negro.
- Señora Mercé (sabía su nombre por las fotos de un álbum que tenía su marido y con el que repasaban nombres y oficios con tal que que la azerbayana resultara de lo más familiar al primer contacto)....¿sabe a qué hora cierra la panadería?
- Moc moc.
Y tras el bocinazo en la nariz, la vieja se largó calle empedrada hacia arriba.
Esta es la única cosa que puedo decir de mi amigo Pipo.
Como que era hijo de azerbayana, en Ulldemolins le estuvieron bocinando la nariz durante años, tanto el alcalde, como el médico del pueblo, como todos los 7 alumnos que cursaron con él los estudios de primaria. Pero ahora está de lo más guapetón, aunque se le ha quedado el apéndice nasal como Gemma Mengual cuando sale de la piscina de hacer sus cabriolas con ese, por cierto, mega ultra cuerpazo.
Veinticinco años después, a la madre de Pipo aún le hacen moc moc en la nariz y aún NADIE le ha dirigido la palabra.
Pero Pipo en sí mismo, como amigo, es bastante aburrido. En realidad soy amigo suyo porque es el único a quien no le molesta que le bocinen la nariz, aunque sea un minuto y medio.
Ahora Pipo vive en Barcelona y nunca se lleva a sus novias a Ulldemolins.
Una cosa es que uno acepte costumbres extrañas, otra es que lo humillen delante de sus churris.
Sed sarnosos.

GeneralComentario (2)Retroenlaces (0)
User Comments
(no subject) [Reply]
ya llueve!! 17 Abril, 2008 10:27
tu voz resurge en mi cerebrito de forma recurrente........mmmmmmmmmmm!!!!
o serà mi cerebro el que recurre a tu vocecilla para resurgir........aaassshh!!
(no subject) [Reply]
Pekisch 14 Abril, 2008 19:18
leíste al final Tierras de Cristal?si no lo has hecho tendré que regalártelo, a veces tengo muy claro que te molaría:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada